¿Cómo debe proseguirse con el examen clínico ante un valor elevado del tiempo de Quick o el tiempo de tromboplastina parcial activada (TTPA)?

Pueden adoptarse diversas decisiones. La prueba de mezcla tiene como objetivo orientar el examen hacia el déficit de factores o la presencia de un anticoagulante circulante. Dicha prueba de mezcla habitualmente se realiza para el tiempo de tromboplastina parcial activada. De hecho, las tromboplastinas que se utilizan como reactivos para determinar el tiempo de Quick son en general menos sensibles a la presencia de un anticoagulante circulante. Si se realiza la prueba de mezcla para el tiempo de Quick, se corre el riesgo de que esta aporte escasa información.
La corrección o la no corrección del TTPA se determina mediante el cálculo del índice de Rosner de la siguiente manera:

IR = [(TTPA mezcla - TTPA control) / TTPA paciente] x 100

Se estima que el TTPA se habrá corregido si el valor del índice de Rosner es inferior al 12 %. Por otra parte, no se habrá corregido si el valor el índice de Rosner es superior al 15 %. Además, existe una zona de incertidumbre entre el 12 y el 15 %.
La corrección del TTPA durante la prueba de mezcla indicaría un déficit de factor de coagulación y haría que el examen se oriente hacia la medición de factores.
La no corrección del TTPA indicaría la presencia de un anticoagulante circulante. La presencia de un anticoagulante circulante de tipo lúpico no produce en términos generales la exposición a un riesgo mayor de hemorragia. No obstante, puede darse la concurrencia de un anticoagulante de tipo lúpico y un déficit de factores, de forma que el primero enmascare este último.
La no corrección del TTPA durante la prueba de mezcla debe inducir a investigar un posible déficit de factores para garantizar que no exista riesgo de hemorragia.

Un aumento aislado del tiempo de Quick debe dar lugar a la medición del factor VII. La medición del factor VII puede realizarse con una única dilución del plasma a analizar, ya que las interferencias potenciales asociadas a la posible presencia de un anticoagulante circulante de tipo lúpico se ven limitadas debido a la sensibilidad relativamente baja de las tromboplastinas a dichos anticoagulantes circulantes. Sin embargo, puede realizarse esta medición con diversas diluciones del plasma a analizar para eliminar con total certeza todo riesgo de interferencias. El déficit de factor VII puede confirmarse o, por el contrario, no detectarse en función de la tromboplastina utilizada para determinar el tiempo de Quick, ya que determinadas tromboplastinas son insensibles al déficit de factor VII.
Un aumento aislado del TTPA debe dar lugar a la medición de los factores VIII, IX, XI y XII. La medición de dichos factores con diversas diluciones (en un tampón) del plasma a analizar permitirá descartar la presencia de un anticoagulante circulante de tipo lúpico que pueda generar interferencias en la medición y evitar posibles interpretaciones erróneas que podrían darse si la medición del plasma a analizar se realizara con una única dilución.

El aumento concurrente del tiempo de Quick y el TTPA debe dar lugar a la medición de los factores de la vía común de coagulación, es decir, los factores I (fibrinógeno), II, V y X. Las determinaciones de los factores II, V y X pueden realizarse, al igual que en el caso del factor VII, con una única dilución o varias diluciones del plasma a analizar.

Top