¿Cuáles son los tratamientos adaptados?

Debe considerarse dos aspectos:

  • la prevención de un accidente tromboembólico;
  • el tratamiento de un evento constituido (TVP y/o EP).


El tratamiento profiláctico, indicado en situaciones clínicas en ciertos pacientes, incluye la utilización de heparina (HNF o HBPM), o de uno de los dos nuevos medicamentos recientemente introducidos en el mercado para la prevención de la TVP en cirugía ortopédica: 

  • un anti-Xa directo, Rivaroxaban (Xarelto®) 
  • un anti-IIa directo, Dabigatran (Pradaxa®)

Además de la vigilancia de la numeración plaquetaria (necesaria), en caso de tratamiento de la heparina, puede evaluarse la actividad anticoagulante de la heparina, mediante la medición de la actividad anti-Xa.

No obstante la administración de Rivaroxaban y de Dabigatran no requiere, a priori, de seguimiento biológico, se dispone de pruebas de medición de la actividad anti-Xa para Rivaroxaban o de medición de la actividad anti-IIa mediante el tiempo de ecarina (Ecarin Chromogenic Assay - ECA) para Dabigatran.

El tratamiento curativo de las TVP o del EP recurre a la HNF o a las HBPM (algunas HBPM no están autorizadas en el tratamiento del EP) y, recientemente, al Fondaparinux (Arixtra®).

Si es necesario, la actividad anticoagulante del Fondaparinux puede evaluarse midiendo la actividad anti-Xa.

Además, el tratamiento por antivitamina K será instaurado desde el primer día. La INR objetivo será de 2,5 (2,0 a 3,0).

En caso de trombopenia inducida por la heparina (TIH), se aplicará un tratamiento sustitutivo con Danaparoide de sodio (Orgaran®), Lepirudina (Refludan®), o Argatroban en ciertos países. Si es necesario, podrá evaluarse la actividad anticoagulante del Danaparoide de sodio mediante la medición de la actividad anti-Xa, mientras que la actividad anticoagulante de la Lepirudina o del Argatroban podrá evaluarse mediante la medición del tiempo de ecarina (ECA).

Top