¿Cuáles son las complicaciones de la enfermedad?

Las complicaciones infecciosas están vinculadas a ciertos productos sanguíneos de origen humano, utilizados en el tratamiento de la enfermedad de Willebrand. Históricamente, la transmisión de virus (VIH, hepatitis B y C) ha constituido una complicación mayor del tratamiento de la enfermedad de Willebrand. Con la introducción de procedimientos de inactivación viral eficaces a finales de los años 80, este riesgo ha sido reducido al mínimo.

Top