TLA

La solución escalable y adaptable para todos sus proyectos

Todos los modelos de la gama STA R Max disponen de un modo de conexión universal, lo que significa que pueden integrarse en cualquier línea automatizada de mercado.

Todas las versiones del STA R Max pueden gestionar tubos con tapón, y la arquitectura del sistema le permitirá añadir tubos de muestras urgentes manualmente, incluso en el modo conectado.

Su amplia capacidad interna de racks se adapta a la perfección a todo tipo de flujos de tubos, al tiempo que mantiene unos plazos de entrega (TAT) óptimos.
El analizador está diseñado para evitar cualquier movimiento innecesario de tubos en la línea. Esto hace que el sistema sea plenamente compatible con un método Lean, ya que un tubo puede almacenarse en el analizador hasta la validación técnica del archivo de paciente, después de lo cual se procede a su liberación. Esto evita que la línea automatizada se congestione con los tubos de hemostasia que están a la espera de procesarse (repeticiones pendientes y parámetros adicionales). También elimina las limitaciones específicas de la hemostasia (no es necesario conservar en un armario refrigerado ni definir un módulo de almacenamiento temporal para los tubos de hemostasia de la línea), ya que las repeticiones y las adiciones de parámetros finalizan una vez que se libera el tubo.

Así, no es de extrañar que, solo en 2018, se hayan instalado más de 250 analizadores de las familias STA-R y STA R Max en todo el mundo.

 
 
 
 
 
 

Top